Twitter del autor

Tumblr del autor

lunes, 29 de abril de 2013

Silent house

Finalmente vimos la versión estadounidense de la genial película de Gustavo Hernández La casa muda. Simplemente por curiosidad y abiertamente con ganas de comparar.

Silent house (2011) está dirigida por Chris Kentis y Laura Lau, escrita por Laura Lau y con la música (muy inferior a la de la peli original) a cargo de Nathan Larson. Con las actuaciones de Elizabeth Olsen, Adam Trese y Eric Sheffer Stevens.

Más que el rótulo de "basada en" esta película es una copia descarada en la primera hora salvo pequeños detalles. Desde que la cámara (que también es toma continua) baja en la escena de apertura y muestra a la protagonista acariciando los pastizales a uno se le escapa "aaaah, qué copia!". Luego se cae en obviedades y lugares comunes (más si vio la original) que para nada generan el suspenso como su antecesora y ambientación demasiado clara opacan los intentos de lograr un clima que por lo menos despierte el interés. 

Técnicamente uno podría pensar que con la tecnología que tienen los yanquis y la mano para este tipo de película podría ser el fuerte de Silent house pero tampoco lo es. La peli está muy pero muy lejos de igualar a la uruguaya y los intentos por emularla caen en algunos fuera de foco sin sentido y dos o tres lugares extraños por donde pasa la cámara.

Las actuaciones son de nivel medio menos Elizabeth Olsen que por lo menos le mete onda y lleva bien su protagonismo. Mención aparte son los dos "atributos" que la joven actriz luce a lo largo de la cinta que por lo menos entretienen en momentos flojos con alguna que otra toma puñetera mezclada por ahí.

Lo más rescatable de la película son los 20 minutos finales donde la cinta toma un rumbo distinto a la versión original y, aunque manteniendo la trama de La casa muda utiliza varios recursos nuevos y otros aditamentos para lograr unos interesantes momentos finales. No obstante, el final de la película es infinitamente inferior al final de la película uruguaya. Por supuesto que los temas de fondo que se tocan son prácticamente los mismos.

Como conclusión diremos que Silent house se deja ver, no trasciende ni se destaca pero como siempre decimos permite que la curiosidad de los espectadores haga que vayan a ver la versión original si no lo han hecho. Recomendamos enormemente que vea de nuevo La casa muda y si quiere ver que tal es Silent house hágalo que no pierde nada. Salud!

No hay comentarios: