Twitter del autor

Tumblr del autor

miércoles, 7 de diciembre de 2016

Bølgen

Bølgen (traducido del noruego como Ola) es una película de 2015 dirigida por Roar Uthaug con Kristoffer Joner y Ane Dahl Torp. Una película interesante de catástrofe, con los aditamentos que gustan de estas películas, más algunos detalles fuera del cliché "estadounidense pochoclero" y unos paisajes noruegos de esos que nos dejan la boca abierta.

La película, cobró cierta fama últimamente por estos lados debido a que el director, Roar Uthaug (nombre onomatopéyico de rugido si los hay), es quien dirigirá la nueva adaptación de Tomb Raider, basada en el juego de 2013 que, si tenemos en cuenta la filmografía del tipo, hizo un par de películas de suspenso/terror/gore más esta de catástrofe en la montaña lo que ya lo hacen un buen candidato.

Bueno, debido a esto, muchos críticos y youtubers están hablando principalmente de esta Bølgen por ser la más nueva. Y para mi entender la están inflando un poquito. La película es buena, no es una obra maestra, es bastante distinta si se quiere, pero cae bastante hacia el final cuando se embarra hasta el cuello en clichés.

Pero, como básicamente son los propios yanquis los que inflan esta película, es de entender el porqué. Además, al ser distinta a sus películas de catástrofe donde hasta los perros se salvan a último minuto y los Presidentes vuelan aviones para rescatar el mundo, también se entiende que esta película mucho más terrenal les de vuelta la cabeza.

La historia transcurre en Geiranger, Noruega, un hermoso pueblo situado en una cadena montañosa (fiordo) que, según se nos pone al tanto en la película, ha tenido una o dos catástrofes en su historia y, hasta el día de hoy, se espera alguna más.

Los protagonistas son una familia típica, madre, padre, una hija pequeña y un hijo adolescente (rebelde y con las hormonas a flor de piel, aunque después se le olvida esto último). El papá, un prestigioso geólogo de la localidad, consigue un nuevo trabajo que lo sacará a él y su familia del pueblo. Así se nos presenta la película, con una definición bastante clara de los personajes. Como que mucho no les gusta la idea de mudarse, él es adicto al trabajo, preocupado y alarmista, ella es bastante mandona aparentemente. La niña está ahí, y el adolescente es rebelde.

El centro en el que el protagonista trabaja comienza a tener lecturas raras en el último día de trabajo del héroe y bueno, por suerte nadie duda de su antiguo compañero. Esto es de destacar, ya que en una película yanqui lo tratarían de loco y todas esas cosas que ya todos vimos. Y bueno, para no adelantar más, la película tiene sus detalles en ese tipo de cosas, ese tipo de acciones perfectamente naturales y no de "cine catástrofe". En momentos que la gente dice "a correr" y todos corren como debería ser.

Ese es el fuerte de la película, su naturalidad, la ambientación y por supuesto la gran gran fotografía que tiene la película.

Al momento que viene el desastre, se generó un clima muy bueno que hacen disfrutar por sobre cualquier otra escena de la película ese momento. Algo muy bien planteado. Lo que sigue después es los rescates, la última media hora o un poco más de película, la parte donde se empieza a caer en clichés y esa "naturalidad" y "originalidad" de la película quedan bajo la ola. Los últimos 10 o 15 minutos son directamente de decir "tan bien que venía".

Pero bueno, mala no es ni mucho menos. Se aprecian esos detalles y la construcción del momento bonito de la película. Las actuaciones están bien, sobre todo la pareja protagonista en momentos de pánico o de tensión, los efectos son muy buenos también.
Si le gustan las películas de catástrofes y quiere ver algo distinto, Bølgen es una buena elección.