Twitter del autor

Tumblr del autor

lunes, 19 de diciembre de 2016

Rogue one


Fuimos a ver Rogue one con altas expectativas, no voy a mentir. El hecho que de la nada surgiera esta película, que siendo una historia vinculada a Star Wars no se le diera la publicidad y todos los chismes de pre-producción, de quién será el nuevo director, cuál será la nueva historia, o aunque sea "vamos a hacer una nueva película de Star Wars que no será numerada".

Toda esa negación (por así decirlo) de parte del estudio (así lo veo), casi "ocultar" la película hasta que se vio el primer trailer, me hacían pensar que sería realmente buena y, por no opacar a JJ Abrams y su Episodio VII, la estaban castigando negándole la publicidad. Me imagino que cuando se presentó la idea del Episodio VII se recibió con bombos y platillos y luego vinieron los responsables de Rogue one y dijeron, "por cierto, tenemos esta historia que simplemente puede ser todo lo que esperan de una película de Star Wars, además tener una trama, y además humildemente pensamos puede llegar a ser mejor que las originales"... Los productores rabiosos pensaron "neguemos su canon, neguemos que tienen razón".

Así lo imagino, o así me hacen pensar. Porque convengamos, Episodio VII habrá hecho una montaña de plata, pero como película es medio pelo. Como reinicio de una saga, para mi, no llega a serlo. Personalmente la encuentro bastante sin sentido de existencia. La disfruté, claro está, como algo fan de la serie, la disfruté, pero no la vi más de una única vez, en una saga a la que he visto sus tres películas originales muchas muchas veces. En cambio ya he visto más de una vez Rogue one.

El director Gareth Edwards (el mismo de Monsters y Godzilla), no me desagrada pero tampoco me apasiona. Pero entiendo que el tipo sabe hacer interesantes sus películas y, aunque Monsters no fue muy de mi agrado, y Godzilla siempre me hace dormir, el tipo tiene su mérito, su trabajo lo hace bastante bien.

Fuera de estos comentarios, fui a ver la película con expectativas altas como les decía, los avances me decían que iba a ser muy buena, que no iba a tener ese tono infantil, ese chiste tonto, ese personaje dirigido específicamente a los niños, esa fantasía tan marcada propio de una época del cine que ya pasó, que de repente no me molestaba tanto cuando vi las originales, pero que hoy prefiero evitar en el cine.

Entonces fui a la sala con la esperanza de: va a estar muy buena, no va a ser infantil, va a ser bastante cruda, va a arrancar directo en la película sin las clásicas letras de puesta a punto, posiblemente me guste más que todas las demás, y una cosa más que no voy a decirla porque sería un spoiler. Pero sí, todos estos pre-conceptos se cumplieron, quizá pensé que sería mejor aún de lo que es, pero adelanto que Rogue one es realmente muy muy buena.

La historia es simple y se dejaba ver en los avances, previo al Episodio IV, un grupo de rebeldes muy rebeldes, tendrá la misión de conseguir los planos de la "Estrella de la muerte". Esa es la premisa y eso es suficiente premisa. El valor de la película está en el planteo, en los personajes, en lo creíble de la historia, en lo creíble del esfuerzo, en ser antes de una película de Ciencia Ficción, una película de guerra, posiblemente la única película de guerra en una saga que tiene la palabra "guerra" en su título.

Por eso se ven emociones humanas reales, personas acorraladas que deciden lo que una persona en esa situación decidiría, personajes marcados por vivir o crecer en una guerra contra un imperio galáctico, en vivir rodeado de un régimen, de otras personas o seres que pueden traicionarte o matarte de un momento a otro. La película se siente muy real en ese sentido. Los personajes toman decisiones no de héroe de película, si no de ser humano. Tienen miedo, son valientes, tienen dudas, coraje, no son buenos o malos, simplemente son. En un momento un personaje pregunta a la protagonista cuál es el plan, la respuesta, refleja sin lugar a dudas este aspecto destacable de la película.

Por esto la película no decae en ningún momento, por el contrario crece y crece a cada minuto. Todo el tiempo está pasando algo importante y son muy escasas las escenas que a uno se le permite acomodarse en el asiento. La atención la tenemos en la pantalla todo el tiempo.

Las actuaciones están muy bien todas, los efectos son impecables contando con mucho efecto práctico en locación, no es una continua pantalla verde notoria de forma insultante como en las películas más nuevas de la saga. El sonido por supuesto es impecable al igual que la música.

Conforme se va acercando el final, hay escenas que atrapan más y más al espectador, diría que la última hora de la película no tiene desperdicio con un final a la par que contiene el mejor minuto de todas las películas de Star Wars.

El fan-service está presente, no vamos a decir que no, pero no es una bofetada al espectador, cada personaje, guiño o reminiscencia a las películas anteriores tiene un porqué, tiene una razón de ser. Además de paso, se tapan muchos huecos sobre todo del Episodio IV.

Para finalizar diremos que Rogue one es altamente recomendable, está a la altura de Star Wars (George Lucas, 1977) y The Empire strikes back (Irvin Kershner, 1980) e incluso, mucho más disfrutable para una persona adulta.
Vaya a verla. Salud para todos los involucrados!!

 

No hay comentarios: