Twitter del autor

Tumblr del autor

lunes, 4 de febrero de 2013

Haywire

Película de 2012 dirigida por el sobrevalorado Steven Soderbergh, escrita por Lem Dobbs, con la cuasi-pésima música de David Holmes.

Protagonizada por Gina Carano, Ewan McGregor, Antonio Banderas, Michael Douglas, Michael Fassbender y Bill Paxton. Este renombrado cast solamente hacen eso, aportar su nombre, excepto en el caso de Fassbender y algo, muy poco, de McGregor.

 La peli intenta ser una de espías con algo de la saga Bourne y de su predecesora The long kiss goodnight (Renny Harlin, 1996), o sea, nada nuevo. La excusa más grande de la peli es por supuesto ver a la Carano en acción (para la gente que no sabe la mina aparte de estar super buena es una maestra de las Artes marciales mixtas) pero aún esto, y teniendo a favor pocos diálogos para no perjudicarla en su actuación (que no lo hace mal) no ayudan mucho a la peli ya que por momentos el flojo guión y la historia simplona pesan más en su lado de la balanza.

Por ejemplo, la coreografía de las escenas de lucha a cargo de JJ Perry y Don Tai, en momentos es desperdiciada por una mala elección de plano o por tomas demasiado generales y estáticas (la pelea en la playa por ejemplo) además de una edición por momentos precisa y por momentos olvidada. Si se hubiera seguido la fórmula de la pelea entre Fassbender y Carano todos hubiéramos salido favorecidos. Esta es sin duda alguna la mejor escena de lucha de la peli. Rápida, con los cortes justos, ágil, una escena para ver más de una vez. En cambio las restantes son a medio pelo, cuidando más que se vea que es la actriz quien está peleando que otra cosa. Indudablemente hay mejores formas de hacer notar que no hay doble, chequen cualquier película oriental de Jackie Chan y verán agilidad con Jackie.

Luego tenemos la chatura Soderbergh, un director que salvo Contagion (2011) el resto puede ser fácilmente olvidado, y de mal en peor. El dire recurre a clichés y recursos propios que nunca fueron buenos como el indicar que se está en distintas partes del mundo por un filtro en la cámara de donde azul es igual a Estados Unidos, amarillo es igual a Méjico, etc. O sea, ¿por qué?

En el guión y la historia tenemos serios problemas. La simpleza puede ser una buena aliada sobre todo en pelis de acción y entretenimiento y nadie va a decir que esté mal, pero esta tiene un plus ocasionante de cabeceo: la música. Lamentablemente algo que muchas veces refuerza, ayuda a narrar la historia y por qué no, tapa algún bache flojo en una película es en esta casi una molestia. Por algún motivo (intento de innovar mediante la copia barata) la música elegida va entre el funky y el boogie, pero lo peor que había, no sólo lo peor, sino lo que pegue menos y resulte más molesto. Salvo en uno o dos momentos de la cinta, en general la música aburre, distrae y hacen pensar "¿cuándo acabará este ruido?"

Encontramos aquí otro plus de la película: el sonido y su mezcla. O sea, la música es de por sí molesta y está casi todo el tiempo, cuando la cosa se puede poner buena (persecución, pelea, tiroteo, algo) te encajan la musiquita que aterriza todo intento de remontar, no contentos con esto te la encajan bien altita, incluso más que los diálogos a veces. ¿Motivo? Mala mezcla y ganas de marcar la diferencia desde la necedad.

No sólo eso, sino que se intenta tener un sonido realista el cual se logra en disparos, golpes, interior del automóvil del chico en la cafetería, pero pasa por "no teníamos un mango para pagar el sonido" cuando por momentos parece sonido ambiente, o sea, ambiente de micrófono abierto de una cámara humilde en la filmación del cumple de la sobrinita.

Salvando estos detalles malos, salteándose lo fulero del guión, la peli se puede mirar, hasta quizá entretiene de a ratos, pero... no le pida mucho.

Fassbender y la Carano lo mejor. Banderas, Douglas y Paxton, lo peor.
La escena de lucha entre los primeros, lo mejor. La escena final entre Banderas y una chica que aparentemente enseña español a los espectadores -no puede haber un diálogo que diga "lo que te voy a dar, es una fresa" mientras la mina le ofrece una frutilla a Banderas que sólo repite "ay ay ay" y se ríe como tonto- sin dudas lo peor.
El joven que ayuda a la Carano en la cafetería, una de las mayores incógnitas de la película. ¿Es una copia descarada de Bourne, es el recurso elegido para contar lo que pasó antes en la historia, es un relleno, era algo importante y después se olvidaron? Nunca lo sabremos.

No llega a ser mala, pero hace un buen intento. Mírela si no tiene nada mejor que hacer, o si quiere babear un poco con la protagonista.

 

No hay comentarios: