Twitter del autor

Tumblr del autor

domingo, 29 de mayo de 2016

X-Men Apocalypse review


Con una semana de atraso pudimos ver la esperada nueva entrega de los X-Men y por supuesto de la mano del querido Bryan Singer. X-Men Apocalypse no defrauda, pero tampoco está tan bien como la anterior.

La historia se centra en el primer (o uno de los primeros) mutante de la historia, conocido como En Sabah Nur, un tipo considerado una especie de deidad por los hombres debido a sus poderes y la capacidad de "reencarnar" a lo largo del tiempo. Este tipo retorna en nuestros días para destruir todo lo que el hombre creó ya que entiende que se fueron del camino cuando él los abandonó unos añitos. 

En este entorno, los 80, cuando En Sabah Nur vuelve, se dedica a buscar sus cuatro jinetes, cuatro mutantes poderosos que siempre lo acompañan supongo que para protección más que nada. En el principio de la película se ve cuál es la principal función de estos seguidores. Entonces, Apocalypse busca sus mutantes, y mientras Xavier anda buscando los suyos, o le caen, o llegan a la mansión. Eso es media película, presentación de mutantes nuevos y los antiguos que fueron "re-casteados". Y está bien, hace acordar mucho a la primer X-Men de Singer, salvando las diferencias de calidad y de actores. Lo que sí no queda muy claro es por qué algunos siguen a Apocalypse, no es control mental (por suerte), no es devoción, no es convencimiento. Al parecer es tentación, pero si uno no presta atención es casi un "lo siguen porque sí".

Los nuevos mutantes no están mal, por ejemplo Storm, está muy bien, es más similar a los comics y tiene acento africano. Pero cuando nos dan un nuevo Nightcrawler niño, emo y miedoso, para los que vimos X2 como que se nos cae un poco la película. Otro problema es el mismo que tuvo First Class, la pavada de los jóvenes adolescentes haciendo cosas de jóvenes adolescentes y yendo al cine, saliendo en auto y teniendo intereses amorosos medio traídos de los pelos en la historia. Darle demasiado protagonismo a los jóvenes es lo más flojito de esta película. Por algo las anteriores son mejores, porque se centran en Xavier y Magneto, o en Wolverine.

Punto aparte es Mystique. Confieso que nunca me gusto Jennifer Lawrence como la mutante, pero en Days of future past no me molestó tanto. Pero el tema es que no sólo el personaje varía de las versiones anteriores a esta nueva camada de películas, si no que se insiste de manera chocante en que Mystique sea una X-Men y que sea buena, que sea la heroína de la película, que sea la protagonista, que sea la nueva Wolverine para llevar la película adelante y no, no lo es. ¿Por qué Mystique gustó tanto en las películas originales? No porque sea azul y esté desnuda y más fuerte que cadenazo en los dientes (hablo de Rebecca Rojmin Stamos), gustó porque el personaje era misterioso, traicionero, engañaba, era el elemento infiltrante, era "mutante y orgullosa", y le partía la mandarina a cualquiera que se le arrimara. Todo eso en mi entender se perdió con esta nueva versión, sobre todo porque como Lawrence está de moda, hay que mostrarle la cara todo el tiempo y prácticamente Mystique ya no es azul. Una lástima.

En cuanto a los nuevos, se sigue sin darles mucho que hacer, quizá se pueda criticar eso de la primera X-Men, que no se le daba protagonismo a Cyclops, Jean o Storm, pues esta tampoco da mucho que digamos. Y por momentos si uno se pone a pensar, como que no recuerda bien qué hacen en la película y como que casi no tienen diálogo. Lo mismo Ángel o Psylocke. Tampoco llena mucho el villano, hay que decirlo.

Pero bueno, por el lado bueno, la película está bastante bien, entretenida, buenos efectos, la base de la historia no está mal, la parte de Magneto y Xavier sigue siendo lo mejor, el cameo esperado está bastante bien y el final sobre todo está bien trabajado y deja ver una vez más la insistencia de Singer en cuanto a lo que quiere contar en sus futuras películas y una vez no lo dejaron. La escena post-créditos deja ver también por donde se va a ir en las próximas. Si uno lo analiza, hay un problema que lidiar y no es un problema fácil, no va a haber más Hugh Jackman. Por eso también se insiste en resaltar y dar protagonismo a Lawrence.

En general digamos que la película está bien, entretiene, no tiene bajos considerables, tiene muy buenas escenas y guiños a los fans. Vaya a verla que obviamente va a quedar satisfecho.

 

No hay comentarios: