Twitter del autor

Tumblr del autor

jueves, 19 de agosto de 2010

Prince of Persia: the sands of time

En 1987, Jordan Mechner crea un juego de plataforma donde el protagonista, un Príncipe, debe rescatar a una Princesa en tiempo y forma a través de distintos escenarios con pisos movedizos, habitaciones ocultas, trampas y villanos esperando a la vuelta de la pantalla, pócimas y un sin fin de aventuras mientras el reloj sigue retrocediendo.

Todo esto, si bien parece muy entretenido, resultó ser revolucionario en aquella época debido al realismo de los movimientos del Príncipe y logró un juego de primera, difícil de superar y muy adictivo siendo imitado posteriormente por lo que marca un punto en la historia de los videogames. Este juego se llamó Prince of Persia.

Desde aquel jueguito enviciante la cosa cambió a lo largo de varias secuelas y, con la llegada del 3D, las aventuras del Príncipe fueron tomando nuevos revuelos siempre fiel a lo que lo hizo destacarse entre montones y montones de videogames.

Matrix mediante, el protagonista decidió estilizarse por lo que ya empezaba a saltar, girar, colgarse, realizar acrobacias asombrosas, caminar por las paredes (sí, sí, Parkour mediante también) y hasta enlentecer, rebobinar y hacer prácticamente cualquier relajete con el tiempo. Esto molestó a los Dioses? Quizá sí, pero también atrajo las miradas de los cineastas quienes vieron en todos estos detalles y en las historias contadas en cada juego una rica fuente de posibilidades fílmicas.

Es así que en este año pudimos disfrutar en nuestas salas la adaptación para la gran pantalla del Prince, como se le denomina cariñosamente entre los adeptos al videogame.
El encargado de tal hazaña fue Mike Newell un tipo que tiene variadas películas en su haber y que se comportó bastante bien ya que la película entretiene mucho.

Prince of Persia: the sands of time cuenta con las actuaciones de Jake Gyllenhaal como el Príncipe, Ben Kingsley, Alfred Molina, Gemma Arterton y el genial Richard Coyle a quien todos recordamos con cariño por interpretar a Jeff Murdock en aquella excelente serie inglesa Coupling (dicho sea de paso, Coyle era el verdadero sustento de la serie).

Ahora bien, la peli va más o menos bastante acorde al juego, con pequeños cambios como que la daga ya no hace todas las maravillas que cualquier "daga del tiempo" puede hacer, el efecto visual no es el mismo y demás detallecitos que a los jugadores empedernidos les puede resultar molesto.

Pero bien, tomándola como película es bastante entretenida, las actuaciones están muy bien y los efectos, realización, escenografía y demás están muy a la par del juego y la hacen muy disfrutable visualmente. Además tenemos un buen uso de cámara resaltando y embelleciendo las escenas de Parkour. Eso sí, no le busque mucho mensaje porque casi ni hay.

Como toda película producida por Jerry
Bruckheimer sólo busca entretener por dos horas y por supuesto que lo logra y, como toda película donde esté metida la Disney, "no verais una gota de sangre ni un detalle que ofenda o insulte nuestros ideales" (ideales USA of course).
En sí la peli va bien y no lamentará verla, ni llevar a los críos, la novia, la familia, etc. Ahora si lo que busca es una buena adaptación vaya preparado a pasar el rato y no le busque detalles porque los va a encontrar.
Nada más, salud!


No hay comentarios: