Twitter del autor

Tumblr del autor

martes, 26 de octubre de 2010

Resident evil afterlife 3D

Bueno bueno, si de 3D hablamos este es un muy buen ejemplo de lo que se debe hacer, o lo que se debe empezar a hacer. Si Avatar: the last airbender destaca por no emplear o ni siquiera experimentar con los recursos del 3D, la última entrega de Resident evil destaca por exactamente lo opuesto. Y todo sin llegar a ser una peli de cosas que saltan todo el tiempo en la cara… aunque haber hay.

Una saga que intenta cambiar de rumbo a cada secuela (y que la primera entrega sigue firme en el puesto más alto podio) nos brinda esta vez una historia si se quiere simple pero llena de atributos para pasar más que entretenido el tiempo que dura el filme.

La historia continúa donde quedó Resident evil extinction (Russell Mulcahy, 2007), los sobrevivientes se fueron en helicóptero buscando “la tierra prometida” (hermoso guiño) y Alice salva el día descubriendo un terrible secreto. Esta nueva entrega comienza con la característica puesta al corriente de los hechos para aquellos infractores que no vieron las pelis anteriores y luego se vuelca de lleno a la acción desmedida mientras el camino y la suerte de Alice va cambiando a cada paso. Luego la peli se desarrolla en el terreno de la acción, el suspenso y por qué no algún misterio que le pone sabor al correr de los minutos.

Una película que lejos de ser una joya, entretiene por lo que cumple su cometido. Indudablemente no le llega ni a los talones del primer filme pero se mantiene junto a la tercera (la segunda es un bodrio mal). Se tomó para el lado de los bichos y “jefes” de videogame y no para el terror y suspenso que tenía la primera entrega pero, entretiene como dijimos.

Una secuela más que recomendable. Tenemos guiños, algún que otro mensaje, sangre, zombies, bicharracos y las viejas y queridas tomas puñeteras. Un deleite… un deleite que se potencia de forma exquisita visualmente. Un uso de cámara y recursos 3D propios de un director que no tiene miedo de crecer e experimentar como el británico Paul W.S. Andreson. Una fotografía, un uso de foco, un tan bien logrado eje “z” que nos da la sensación de realmente estar viendo por una ventanita lo que estos personajes están pasando del otro lado del vidrio, ahí junto a nosotros, a pocos metros. Muy, pero muy, pero muy buena visual y estéticamente. La intro bajo lluvia está tan cuidada al detalle y con una banda sonora como anillo al dedo que es un verdadero adelanto de lo que disfrutaremos… como la pelea entre el bicharraco escapado de Sillent Hill y el personaje de Ali Larter (como esta esa chiquilina!) también, bajo agua cayendo… lleve babero.

Imperdible si es seguidor de la saga, de los juegos, o del 3D.
SALUD por Paul, Milla, Ali y todos los involucrados!!

Avatar: the last airbender… si tiene algo mejor que hacer, hágalo...

Realmente muy poco para decir, casi que ni vale la pena comentar que la vimos hace un tiempito. Shyamalan decepciona pero con ganas! Una película que si hubiera sabido de qué trataba o hubiera visto la serie animada (¡¿por favor qué mira la juventud de hoy?!) posiblemente no hubiera ido al cine pero, fue un impulso de ver una peli en 3D de un director que quizá se cansó de que lo criticaran y dijo “¿quieren que haga un bodrio? Ahí les va…”. Y realmente lo logra de manera estupenda… lamentablemente.

Una película con una historia aburrida, hurtando a cada paso de la filmografía ya existente, unos personajes al estilo Disney (unos bobos que les falta contarnos cantando lo que va sucediendo), un guión pobrísimo y predecible que realmente nos escupe en la cara cada sentimiento o sensación que los personajes puedan tener de manera descortés dejando nada a nuestra imaginación o intelecto y por si fuera poco, una película en 3D cuyo 80% es en 2D lo que hace por momentos molesto tener unos lentes en la cara que realmente no estás usando!! Increíble!! Un uso de cámara y demás aditamentos técnicos propios del cine clásico, o sea, prácticamente ningún recurso que brinda la tecnología 3D está aplicado en esta película.

Lamentablemente, una pérdida de tiempo que si lo sorprende cansado provocará algún que otro cabeceo. Se olvida fácil, una lástima. Ah, y como era previsto es la primera parte por lo que tampoco concluye en nada la película y ni siquiera despierta interés en ver como seguirá la historia.

Si quiere aburrirse un rato, esta es su película.